Relieves de las mesas de Tudmir: Ensalada murciana

Ensalada murciana. ultreia

Atún, cebolla, tomate, oliva y huevo duro. Estos ingredientes componen una de las ensaladas por excelencia de una tierra en la que el reino vegetal se impone sobre todo lo demás. Si a eso le sumamos las cálidas temperaturas que suelen acompañarnos durante gran parte del año, esta refrescante ensalada se convierte en un codiciado plato en las cartas de bares y restaurantes de nuestra tierra.

La región geográfica que se ganó con los años el sobrenombre de la Huerta de Europa es una de las mayores exportadoras de frutas, verduras y hortalizas del viejo continente. Por ello, la explotación hortofrutícola de la tierra árida y morisca de Vicente Medina ofrece lo mejor y lo peor de nuestra región, haciendo que dispongamos durante todo el año de productos vegetales de primera calidad de la huerta a tu casa.

La ensalada murciana, similar al moje o mojete de las vecinas tierras manchegas y valencianas, está especialmente presente en la huerta murciana, aunque no es difícil verla en el resto de comarcas de la Región de Murcia cuando el calor aprieta. Mientras que el tomate es la nota predominante, el atún le confiere su característico sabor marinero al plato. Sin embargo, los sabores intensos los aportan la cebolla, las olivas (según el tipo que se emplee) y, sobre todo, las comúnmente añadidas tápenas.

Si quieres un primer plato rápido, veraniego y refrescante no tienes que buscar más. Y si para elaborarlo empleas tomates de Mazarrón y olivicas partías de Cieza el éxito está más que garantizado.

Ingredientes para 6 personas:

1 kilo de tomate

1/4 kilo de atún en conserva

150 gr de olivas partías de Cieza o negras

3 huevos

1 cebolla

Aceite y sal

Preparación:

En primer lugar escaldamos los tomates metiéndolos en una olla con agua hirviendo, habiéndoles hecho antes unos cortes superficiales longitudinales para que así sea más fácil pelarlos. Tras unos minutos en el agua, los sacamos, los dejamos enfriar, los pelamos y los cortamos en trozos grandes.

En una fuente añadimos a los tomates el atún escurrido, la cebolla bien picada, un buen chorrico de aceite de oliva y la sal, mezclándolo bien todo. Por encima echamos los huevos cocidos troceados y las olivas, que si bien lo tradicional es que sean negras, cambiar estas por olivas partías de Cieza le da un puntico muy interesante.

Para terminar enfriamos bien la ensalada antes de servirla, sobre todo si se prepara en veranico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*